Hna. Mariwarda: con un corazón abierto y un sí dispuesto